¿Lentillas para niños?

 

_wsb_141x282_MY+VISION
Para usar lentes de contacto no hay una edad determinada. Normalmente cuando un niño puede atarse los zapatos, puede llevar lentillas.

Hay lentes de contacto especialmente diseñadas para niños y adolescentes, que corrigen tanto la miopía, la hipermetropía como el astigmatismo. En caso de graduaciones elevadas, podemos diseñar las lentes de contacto a medida con los materiales más novedosos y saludables del mercado.

Las lentes de contacto ayudan al niño a realizar mejor las actividades deportivas y también le permiten satisfacer sus necesidades estéticas. En las actividades deportivas puede ser más peligroso el uso de gafas no apropiadas, sobretodo en deportes en los que puede haber más contacto físico.

Para adaptar lentes de contacto en niños/as hay que tener en cuenta la madurez del usuario, además de valorar, como en los adultos, la salud ocular al inicio de la adaptación y en las revisiones periódicas. La motivación del paciente siempre facilitará el aprendizaje en la manipulación de lentes de contacto. En el caso de los niños más pequeños, los padres también tienen que aprender a poner y a quitar lentes de contacto y los sistemas de limpieza  y reemplazo que hay que seguir.

Las lentes de contacto de reemplazo diario son lo ideal para iniciarse, es la forma más higiénica de usarlas ya que son desechadas después de cada uso, no hay que limpiarlas y combinan perfectamente con el uso de gafas.

Si estas interesado en saber más sobre las lentes de contacto para tus hijos, no dudes en venir a consultarnos.