Retinografía no midriática
_wsb_243x163_retina+fondo+blanco+normal

La retinografía no midriática es una prueba que permite analizar la retina o fondo de ojo, para descartar posibles patologías, sin necesidad de gotas que dilaten la pupila.

A través del instrumento llamado retinógrafo, realizamos la toma de imágenes que posteriormente son enviadas a un oftalmólogo especialista en retina, al que también informamos de la presión intraocular, refracción, agudeza visual, y demás datos relevantes.

El oftalmólogo retinólogo, después de analizar las imágenes y valorar los datos, emite el informe sobre el estado de su retina el cual detalla si es preciso acudir o no a su oftalmólogo y con qué urgencia debe hacerlo, en caso de encontrar anomalías.

Aunque todos deberíamos realizarnos una revisión del fondo del ojo una vez al año, ésta es especialmente importante en personas con los siguientes factores de riesgo:

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Colesterol
  • Mayores de 60 años
  • Fumadores
  • Miopía media-alta
  • Antecedentes familiares de glaucoma o DMAE
  • Y si observa manchas, sensación de relampagueo y/u otras anomalías visuales.
retina+fondo+blanco

El 80% de las cegueras son evitables y una detección precoz puede salvar su vista.

La retina es la parte más delicada del ojo y por su complejidad la que menos se examina. Tomar las imágenes dura apenas unos minutos y los resultados los recibirá en 24-48h.
_wsb_571x407_OPTO24